El origen de las papas fritas


En el año de 1853, un cocinero llamado George Crum se encontraba trabajando en el restaurante Moon Lake Lodge´s, de Nueva York. Un día recibió un pedido de papas asadas del exigente magnate Cornelius Vanderbilt, un hombre que se dedicaba al negocio ferroviario. Poco sospechaba Crum de la exasperante actividad que tendría por delante al atender esa, en apariencia, sencilla orden.

Vanderbilt devolvió las papas asadas, alegando que eran demasiado gruesas para su gusto, por lo que el cocinero volvió a prepararlas, esta vez procurando cortarlas de manera más fina. Esto tampoco fue del agrado del cliente, quién devolvió la comida al menos tres veces más, acabando con la paciencia de Crum y siempre insistiendo en que el grosor de las mismas era excesivo. Así que Crum, harto de la pesadez del hombre de negocios, corto y cocino las papas de forma tan delgada que era imposible incrustar un tenedor.

A Cornelius Vanderbilt le encantó el plato y volvió muchas veces más para degustar las papas que se habían convertido en sus favoritas, y que con el tiempo se fueron popularizando, de tal manera que hoy en día son el deleite de muchas personas que aman las papas o patatas fritas.

Como se inventaron las patatas fritas