25/5/07

8 comentarios

Córdoba, La Luz Que Ilumina, relato de ciencia ficción



CÓRDOBA, “LA LUZ QUE ILUMINA”

Cuando abrió los ojos sintió un fuerte dolor de cabeza y a al tocarse notó que tenía una pequeña brecha.
Estaba aturdido y le dolía todo el cuerpo.
Tardó un poco en comprender cual era su situación, había sufrido un accidente con su Unidad de Desplazamiento Temporal.
Luis era investigador e historiador, y fue elegido para realizar los primeros viajes temporales en el año 2309. En los dos primeros viajes retrocedió 10 días y 2 años respectivamente, y ambos concluyeron con éxito.
En este tercer viaje las previsiones eran retroceder 30 años, pero en el módulo de salida surgieron problemas, los controles se bloquearon y hubo una fuerte explosión, esto fue lo último que Luis recordaba.

Rápidamente presiono en su muñeca el botón que accionaba su pantalla de información virtual para comprobar en la fecha y el lugar donde se encontraba.
Al hacerlo quedó boquiabierto y paralizado. ¡No podía ser!, no había retrocedido 30 años como estaba previsto, sino 300, y había aparecido precisamente el “Día de la Luz” y justo a las afueras de la antigua ciudad de Córdoba.
23 de abril de 2009, era una de las fechas más importantes de la historia, un día celebrado en el mundo entero.

Luis como historiador, recordó que fue este día cuando se fundó el “Consejo por el Planeta”.
Este Consejo creado en la antigua ciudad de Córdoba promovió facilidades para todos los investigadores, filósofos, empresarios, etc..., que quisieran trabajar desinteresadamente por el Planeta.
En contra de lo que muchos podían imaginar, había una cantidad importante de personas interesadas en cambiar el rumbo del planeta y el Consejo creció de forma exponencial.
Ya no sólo eran manifestaciones y protestas de organizaciones con el lema de “Otro Mundo Es Posible”, ahora se estaba actuando prácticamente, canalizando todos los esfuerzos a través del Consejo.
Los investigadores hicieron grandes descubrimientos y las patentes se inscribían a nombre del Consejo, los empresarios y los pensadores, se encargaron de gestionar todos los nuevos hallazgos y beneficios que se generaban.
En muy poco tiempo se fundó toda una ciudad de personal del Consejo junto a la antigua Córdoba, la cual pasó a dedicarse también por entera a tareas relacionadas con el tema.
En cuestión de pocos años la ciudad pasó a multiplicar su población por 20, a la par que se hacían descubrimientos cada vez más espectaculares.
Se consiguió frenar el cambio climático, se mandaba a los países pobres superalimentos y tecnología sin coste alguno.
Fue en África donde se llamó a Córdoba por primera vez “Córdoba, La Luz Que Ilumina”, coletilla que quedaría para la historia.
Aquí en el continente caliente, a los siguientes 10 años los llamaron “La Década De La Dignidad”, ya que además de erradicarse el hambre, se alcanzó el nivel de vida de los países más avanzados.
Aunque desde algunas potencias se intento boicotear al Consejo del Planeta, la antigua Córdoba pasó a ser la megametrópoli más importante y la que marcó la forma de vida futura del planeta.

Y la fecha en que cambio el mundo fue el 23 de abril de 2009, el Día de la Luz, justo el día en que por azar Luis apareció.

De pronto una explosión lo devolvió a la realidad, abandonando sus pensamientos.
Según la pantalla virtual se hallaba justo a las afueras de la antigua ciudad de Córdoba.
Miró a su alrededor y no vio a nadie, entonces comprobó que todos los controles de la Unidad de Desplazamiento Temporal estaban perfectamente operativos.
Podía regresar en este mismo momento, pero quien se podía resistir a visitar la Sede del Consejo del Planeta precisamente el día de su fundación.
Mientras no hiciera nada que pudiera afectar y cambiar el futuro no había problema.

Salio de la maquina, la cual dejo escondida en el fondo del río al lado de unos grandes pinos.
Echo a andar en dirección a la ciudad y tras unos 15 minutos de caminata, al subir un pequeño cerro, vio algo que lo dejo estupefacto, incluso sufrió un pequeño desmayo, estaba fuera de juego.
Al fondo tenía lo que parecía ser una ciudad típica de principios del siglo XXI, en la que reconoció la mezquita, pero ante sus ojos tenía un poblado medieval con muchos mercaderes, que al parecer estaban celebrando algún tipo de fiesta, con fuegos artificiales, música, comida, bailes...
¡Qué ocurría!. Acaso se habían superpuesto dos épocas distintas.
Se acerco poco a poco con los ojos muy abiertos y caminando cautelosamente, entonces leyó en una gran pancarta: “Fiesta de la Primavera 2009, recreación del mercado medieval”.
Uff..., lanzó un gran suspiro, a la vez que se escapo varias carcajadas. Pensó: por suerte todavía no me he vuelto loco.

Continuó en dirección a la ciudad; una vez dentro recordó que la sede original se fundó en una calle junto a la mezquita
Mientras caminaba, alucinaba observando como era la vida en el pasado, trescientos años antes. La ciudad era diminuta en comparación con la capital mundial, con la megametrópoli que era en la actualidad.
No existían aún aerotransportes, ni había super-rrascacielos (uno sólo de estos podía contener la población actual de la ciudad del 2009).
Toda la gente se le quedaba mirando, entonces cayó en la cuenta de que su ropa no era adecuada para esta época y que sus 2’25 metros también llamaban la atención, pero aparte de algunos niños que lo señalaban nadie se paro a preguntarle nada. Era mejor, cuanto menos interactuará con la población, menos problemas.

Al llegar a una de las puertas de la mezquita volvió a consultar su pantalla virtual para situar justo donde se encontraba la sede.
Al volver la esquina vio una pequeña casa con la fachada bastante descuidada.
Parecía mentira que desde esa vieja casa y desde ese día el mundo ya nunca volvería a ser como lo habían conocido.
Se acercó a la puerta y allí estaba un hombre de pequeña estatura con un antiguo traje de la época colgando un rótulo con un rudimentario taladro motorizado.
En el rótulo con pequeñas letras se podía leer “ CONSEJO POR EL PLANETA”.
Allí estaba él ante uno de los hechos más importantes de la historia de la cual aquel hombre no era consciente. No había nadie más, ni un simple representante de la prensa.
Entonces se hecho reír por lo insólito de la situación.
El hombrecillo se dio la vuelta y mirando hacia arriba le dijo:
- Y usted de que se ríe.
- No, no, de nada, cosas mías.
- Entonces piérdase por donde ha venido.

En efecto, Luis volvió al río desde donde dio el salto al presente.
Había sido testigo de privilegio del “Día de la Luz”,
en “Córdoba, la Luz que Ilumina”.

FIN

8 comentarios:

juan dijo...

esta mu guapo el relato tio!!
ojala algun dia pase eso, y si fuera en Cordoba ya ... seria la leche!
y por cierto, si que te pasaste en algunas palabras pa el concurso de "El Enjambre" jaja

Alquimista dijo...

Si, la verdad es que está muy bien. Podías haber intentado acortarlo para que fuera entrado en el concurso. Yo la verdad es que tenía ganas de leerlo cuando me dijiste que era muy largo y no lo ibas a entregar para el concurso.
Por cierto he visto que estas leyendo "1984" de Orwell, ¿Qué tal?, yo me lo leí hace unos 3 años y me gustó mucho (por lo original y por otras muchas cosas), aunque se me hizo un poco pesado cuando explicaba sobre el sistema político implantado. Pero yo lo recomiendo sin duda, un saludo.
Alquimista (el lechu)

orejonkz dijo...

1984 me esta gustando bastante, aunque todavía no llevo mucho, pero ya he podido captar el mensaje que quiere trasmitir con este libro.
Esta lectura podría abrirle los ojos a mucha gente.
Aunque como lo que es, un libro de ficción, exagera mucho la historia, pero si que en la realidad hay situaciones que van por esos derroteros, como pueden ser las grandes multinacionales, que nos dirigen a su antojo, aunque de una forma más sutil.
En definitiva, un libro muy recomendable.(al menos la parte que llevo leida).

alquimista dijo...

Hola, os comunico a tod@s los posibles interesados que el Ayuntamiento de La Rambla ha organizado un concurso de relatos. El tema es libre y puede participar cualquiera, la extensión (ahora sí, Felipe) es de unos 140 renglones máximo y fecha máxima hasta el 15 de junio.
Las bases están en: http://www.aytolarambla.org/
Si tengo un poco de tiempo libre, puede que participe... a ver que pasa, ya que el primer premio es de 300 €uros. Para las vacaciones que... "ya están aqui" (poner entonación de la niña de Poltersgeist).
A ver si les demostramos a los vecinos rambleños quienes somos.
Un saludo

orejonkz dijo...

gracias lechu por la información, posiblemente presente el relato del blog, y si me da el punto pruebo con otro nuevo.
Venga animate y presenta algo.
Aunque no gane uno, siempre el escribir algo es una experiencia que enriquece.
Mos vemos.

HeXgUy dijo...

jajajajaja me gustó la parte que se cree que se habían superpuesto las épocas, te has lucido con lo de recreación medieval xD. Me ha encantado, mucho mejor que la mia sobre el cambio climático que algún dia pondré en mi blog (mi historia es patética).Ah, voy a añadir tu blog a los links del mio, espero que no te importe es que me gusta mucho como lo tienes hecho. Si quieres alguna cosa pídemelo. Saludos

La historia me ha encantado, sigue asi.

Demian Ferrante Kramer dijo...

Seguí tu consejo y leí la historia que escribiste. Me gustó, es llevadera y muy llena de imágenes. Gracias a tí por ingresar a nuestro Blog http://tiramelagoma.blogspot.com/. también tenemos otro de humor, sobre la vida de un escritor latinoamericano imaginario, muy adicto al fracaso, que siempre termina muy mal. Se llama DEMIAN FERRANTE KRAMER, y se aloja en http://ferrantekramer.blogspot.com/
Visítanos cuando gustes, yo haré lo propio. Y si te interesa que intercambiemos LINKS, sólo déjame un comentario en alguna de las notas o envíame un e-mail a ferrantekramer@latinmail.com.
Un abrazo desde Argentina.

P. D'Orrys

orejonkz dijo...

Finalmente presente el relato al concurso del Ayuntamiento de la Rambla.
No creo que esto vaya a ninguna parte, pero weno, por probar tampoco pasa nada.
Ya os contaré.