27/12/13

Deja un comentario

Los ciberdelicuentes se aprovechan de los smartphones

Los delincuentes no existen solo en la vida offline ya que en la vida online existen los cada vez más populares ciberdelincuentes y es que los mismo se aprovecha de uno de los problemas que acecha a todos los usuarios a la hora de conectarse a Internet es la seguridad y privacidad de la información ante ataques de ciberdelincuentes en sus ordenadores. Sin embargo, los teléfonos inteligentes más avanzados del mercado también sufren estos serios problemas.
Es por ello que se trabaja para dar con la herramienta perfecta para proteger al 100% los datos de ordenadores y ‘smartphones’, y es que ya se han escuchado de los encargados de por ejemplo el sistema operativo móvil más usado del mundo Android que los mismos son vulnerables con cualquier antivirus que tengan instalados.

Algunos datos sobre los ciberdelincuentes

La verdad es que podríamos pasar mucho tiempo en este articulo clasificando de cualquier forma todas las vulnerabilidades con las que cuentan los mismos pero para hacer el cuento más corto, el principal problema de los dispositivos móviles es que viven en nuestros bolsos y bolsillos y que los llevamos allá donde vamos, por lo que es fácil perderlos o que nos los roben.
Los smartphones disponen de cámaras y sistemas GPS que permiten rastrear nuestra localización. Enviamos emails, hacemos llamadas y mandamos SMS con ellos. Almacenamos gran cantidad de datos económicos e información personal y solemos visitar tiendas online donde nos descargamos aplicaciones desarrolladas por desconocidos, las cuales podrían tener un doble propósito si bien es cierto que puedan llegar a cumplir el cometido que prometan, también existe la posibilidad de que se aproveche de ello para solo ganarse tu confianza y robarte datos, solo por poner un ejemplo: financieros.

Datos sobre los ciberdelincuentes

En los actuales teléfonos inteligentes al igual que en los ordenadores de escritorio tradicionales, toda esta información se puede llegar a monitorizar e incluso robar a través de malware, como en el caso que ya acabamos de mencionar, recuerdan desde Kaspersky Labs.
Y es que las distintas formas de penetrar en un smartphone ya superan a las que se utilizan con los ordenadores. Por ejemplo, cargar la batería. Los smartphones tienen un puerto USB que nos permite cargarlo. El cable que utilizamos, nos sirve tanto para realizar esta función como para sincronizar datos; lo que pone en peligro la información del dispositivo. Compartir el cable conectado a un ordenador que nos sirva para cargar el teléfono con un desconocido puede hacer que nuestros datos personales peligren y de cualquier manera estén a la palestra de las personas mal intencionadas llamadas, como al principio de esta nota “ciberdelincuentes”.

La seguridad en tus dispositivos