30/5/16

Deja un comentario

Retos Globales

Últimamente escuchamos hablar constantemente de la legalización de la marihuana, de la lucha contra el narcotráfico y de los posicionamientos que a lo largo y ancho del mundo adoptan los diferentes gobiernos (e individuos) respecto a este tema. Pero poco se habla sobre colocarse sin drogas.

Parece que esta posibilidad es remota y dado el predicamento que todavía tienen las sustancias consideradas “legales” y las de tráfico más “discreto”.
De hecho, la lucha contra el tráfico de estupefacientes es actualmente uno de los asuntos más perentorios a los que tienen que enfrentarse distintos gobiernos, principalmente en América Latina.

legalización, curiosidades

Recientemente Obama ha hecho público un informe en el que se afirma que Bolivia y Venezuela son, junto a Birmania, los países del mundo donde existe un “fracaso demostrable” en la lucha contra la droga, como productores y/o como países de tránsito.

Esta declaración podría implicar sanciones, pero Estados Unidos no retirará las ayudas a estos países ya que el remedio podría ser peor que la enfermedad, afectando de una manera indirecta a la estabilidad de este país por encima el coste económico que supone continuar con las ayudas.

Realmente, consultando la lista (que también incluye los países con mayor flujo de lavado de dinero, productores y de tránsito, o donde se producen sustancias precursoras que se usan en la producción de narcóticos) pocos países se libran.

En la lista aparecen casi todos los países europeos, Estados Unidos y muchos países asiáticos. Hasta que no comprendamos que estos problemas son absolutamente globales, no podremos tomar medidas contra una lacra que se cobra miles de vidas al año.

Parece que la legalización, allí donde se ha puesto en marcha, es una manera de frenar algunos de los daños colaterales que produce el tráfico y el consumo indiscriminado.
Donde hay información y garantías sanitarias, no hay tanto espacio para los efectos más negativos de las drogas, sean duras o blandas.