24/4/13

Deja un comentario

El origen de la copa de Champagne

Pocas cosas hay mejores que degustar un buen trago de Champagne o algún otro licor en refinadas copas de cristal durante celebraciones especiales; lo hacemos en las fiestas navideñas, en reuniones importantes o celebraciones familiares, sin detenernos a pensar en el origen de este cotidiano utensilio.
No muchas personas conocen esta curiosa leyenda que habla de las copas de Champagne en relación a uno de los personajes más famosos de la historia de Francia: María Antonieta.

La leyenda nos dice que la primera copa de champán surgió de un molde elaborado en base al pecho de la esposa de Luis XVI, gobernante de Francia en ese tiempo. Sin embargo aunque esta es la versión más conocida de la historia, la anécdota se remonta a mucho tiempo atrás, antes de María Antonieta.

Copas de Champagne

Se dice que durante la edad media, el monarca francés Enrique II exigió que sus copas tuvieran la forma de los pechos de Diane de Poitiers, su amante de la cual estaba muy enamorado. Otros sostienen que las primeras copas fueron producidas exactamente a semejanza del seno de la mismísima Helena de Troya y pueden observarse en el Templo de la Isla de Rodas, en Grecia.

Una historia más actual nos cuenta que una fábrica francesa especializada en la elaboración de vidrio, tomó como ejemplo el pecho de la famosa modelo Lee Miller, cuyos desnudos mostrados en las fotografías de Man Ray exhibieron su busto que fue inspiración para la ya mencionada empresa.