11/12/13

Deja un comentario

Un mundo interconectado

Ya hemos descartado esa manera de pensar en la que creíamos que el país era un todo, ahora todos nos hemos abierto al continente y al mundo.
Gracias a internet y la facilidad de comunicación, verdaderamente estamos en una aldea global y nos podemos relacionar con personas de todo el mundo.

Si esto lo aplicamos a los negocios, hay que sopesar tanto las ventajas como los inconvenientes que ello conlleva.
En la parte negativa podemos decir que la competencia es feroz, ya que los productos del país tienen que competir con otras empresas situadas en países donde los costes laborales son mucho más bajos.

Pero también hay que tener en cuenta que el público objetivo o clientes ha crecido de forma exponencial, por lo que podemos expandir nuestro negocio a cuotas increíbles.
Para esto tenemos diferentes servicios en los que apoyarnos, como trasportes internacionales, alguna empresa de traducción, etc... que nos ayudará en nuestra expansión.

un mundo interconectado

Hay cuestiones contra las que es imposible luchar, una de ellas es esta globalización que engloba todo, por lo que la mejor opción será aprovecharse de ella, adecuarse a la nueva situación y sacarle el máximo provecho.

Una buena manera de iniciarse en este mundillo de la exportación a nivel internacional puede ser a través de páginas como Ebay, y si se comprueba que los productos tienen buena acogida, ya se puede plantear una expansión más ambiciosa.