10/3/14

Deja un comentario

¿Por qué Bolonia? ¿Por qué se ha llamado Plan Bolonia?


Las universidades más famosas por su antigüedad y prestigio siempre han sido la de París y Oxford, también son las que creemos las primeras pero, no es así. Seguramente nos sonará mucho esto de Bolonia, por desgracia no como algo positivo hoy día pero, ¿sabemos por qué se le puso éste nombre al nuevo plan universitario? Pues tan sencillo como para rendir tributo a la considerada primera universidad europea.

La universidad de Bolonia, la primera de todas

A diferencia de lo que se suele creer, París no tuvo la primera universidad, ésta fue constituida en Bolonia, Italia, aunque no como tal en un principio. Por lo general, empezaron por ser escuelas catedralicias en el siglo XII y dieron paso ya en el siglo XIII a ser llamadas universidades como las conocemos hoy día. Pero, Bolonia tuvo mucha importancia rápidamente y es considerada la primera debido a que, aunque apareció como una escuela para enseñar derecho, ya se la llamó Universitas, este término alude al colectivo de profesores y estudiantes, y pudo optar a no ser escuela catedralicia como las demás porque su principal objetivo fue la enseñanza y el derecho, en ningún momento teología que era lo que impartían en el resto de escuelas superiores del momento. La desvinculación parcial con la Iglesia le hizo posible tener este título y, digo parcial debido a que no solo se enseñaba derecho justiniano, también se impartía derecho canónico pero con un punto de vista característico, no tan teológico.

Biblioteca de la Universidad de Bolonia, curiosidades

La formación de la universidad tiene que ver con unas necesidades de educación, los jóvenes querían obtener conocimientos distintos a los impartidos por la Iglesia, se empiezan a interesar por otras ramas como la ciencia, el derecho y las artes, por ello la educación fue evolucionando poco a poco desvinculándose del control regio y del episcopal que era lo que propiciaba que sólo cuatro pudiesen alcanzar estudios avanzados.

Los estudios normalmente duraban una media de 8-12 años para formarse completamente y conseguir ser magister (maestro). Algunos de los grandes que estudiaron en Bolonia fueron Dante, Petrarca y Copérnico.