20/3/15

Deja un comentario

Gino Bartali, el ciclista que se dedicaba a salvar judíos de la barbarie nazi.


Si algún día se nos pidiese redactar una lista en la que figurase los nombres de los deportistas más grandes del pasado siglo XX, uno de los nombres que serían innegociables en la disciplina del ciclismo, es el del italiano Gino Bartali, y no solo por sus méritos deportivos, que ya eran suficientes para pertenecer a esa lista, sino por su enorme calidad humana.

Desde su nacimiento en 1914, su vida estaba ligada a la bicicleta. Aunque la necesidad de la época tardó en permitirle dedicarse profesionalmente a ella, sus victorias en carreras amateur eran continuas y decidió dedicarse a ello en cuerpo y en alma.

gino bartali, leyenda, nazis, salvación


Los principios fueron bastante accidentados. En la primera carrera profesional acabó inconsciente debido a un accidente y la primera vez que participó en la Milán-San Remo, un periodista se lo llevó por delante, porque tenía la misión de que ningún desconocido ganase la legendaria prueba. Tras esto, la carrera de Bartali empezó a cosechar éxitos hasta recibir calificativos como “la bala humana”.

Llegó entonces la Segunda Guerra Mundial, un aciago acontecimiento que truncó la carrera de un Bartali que ya por entonces había ganado dos Tour de Francia y un Giro de Italia y se encontraba en su plenitud física. Fue en ese momento, donde Bartali demostró ser mucho más que un ciclista de leyenda.

gino bartali, leyenda, nazis, salvación

Durante la Guerra, Bartali seguía manteniendo sus entrenamientos, pero en realidad, aprovechaba esos desplazamientos diarios de 200 kilómetros para transportar documentos falsificados en el cuadro de su bicicleta para ayudar a judíos a escapar de su inminente traslado a campos de concentración. Nadie le registró nunca, porque nadie pensaba que uno de los deportistas más legendarios del país que además estaba relacionado con el régimen de Mussolini podía dedicarse a eso.

Nadie supo jamás de esta misión de Bartali, porque nunca se la confesó a ninguno de sus allegados, ni siquiera a su familia. Solo después de su muerte, revisando las pertenencias de Bartali se descubrió la historia que demostró que Gino Bartali no era solo un campeón legendario, sino también un ser humano excepcional que gracias a las piernas que le hacían volar sobre la bicicleta, consiguió salvar la vida de más de 800 judíos.


Sigue leyendo más curiosidades en Adelantando el Mundo: Karansebes, un ridiculo militar histórico