18/3/15

Deja un comentario

Masturbaciones ecológicas gracias a Pornhub


Hoy en día, la energía es algo vital en el día a día del ser humano. Cada vez son más los aparatos eléctricos que utilizamos en nuestra vida cotidiana, y por lo tanto, cada vez es más alto el consumo energético que generamos, lo que ha desatado una carrera energética en búsqueda de la fuente de energía definitiva.

Cada día aparecen nuevos proyectos con objetivo de generar fuentes de energía que podría parecer hasta inverosímiles, pero las algas, las hojas de tabaco, e incluso el lodo de alcantarilla entre otras cosas, se han convertido en nuevas fuentes de energía.

pornhub, batería, masturbación, pajas, proyecto

Pues bien, mientras alguien estaba pensando en una nueva fuente de energía que apuntar a esa lista, debió de prestar atención a la gran cantidad de personas que pasan su tiempo libre conectado a Internet consumiendo pornografía para su propio placer, y se dio cuenta de que esta práctica placentera, solía acabar con una de las manos siendo agitada con bastante gracia. Había nacido una nueva y disparatada idea, convertir las clásicas pajas en una nueva fuente de energía.

Pues bien, han sido los chicos de Pornhub, los que se han lanzado a llevar esta idea a la realidad y han lanzado un proyecto llamado WankBand, que tiene como objetivo, reutilizar toda esa energía desaprovecha durante las tareas de autocomplacencia que tantos millones de personas se profesan de forma cotidiana, y en muchas ocasiones, gracias a su página web.

pornhub, batería, masturbación, pajas, proyecto

Esta pulsera que pretenden lanzar, cuenta con una pequeña batería recargable, que se aprovechará del movimiento del brazo para recargarse y veremos cómo esa actividad que nos genera tanto placer, también nos servirá para recargar aparatos pequeños, como puede ser la batería de nuestro móvil o servir para estirar un poco más la batería de nuestro portátil mientras consumimos algo más de pornografía.


Sigue leyendo más curiosidades en Adelantando el Mundo: Karansebes, uno de los mayores ridículos militares de la historia