29/4/13

Deja un comentario

Las salamandras y su asombrosa capacidad de regeneración

Una de las habilidades más útiles e increíbles que poseen las salamandras, es la de poder regenerar los miembros que hayan perdido o les sean amputados, tales como la cola o las patas. Pero ¿a qué se debe esta capacidad? Todo es causa de unos elementos que reciben el nombre de blastemas. Dichas protuberancias aparecen encima de los muñones que quedan tras retirar algún miembro, y favorecen la contracción de los vasos sanguíneos para detener las hemorragias.

La Salamandra y su poder de regeneración

Gracias a los blastemas, las salamandras pueden sustituir sus miembros no solo en una, sino en varias ocasiones a lo largo de su vida. Una de las ventajas con la que cuentan, es que este proceso no tarda más 3 semanas, lo que les confiere un notable beneficio si consideramos que estos animalitos llegan a vivir por períodos de hasta una docena de años.

Las células que conforman los blastemas poseen una memoria que les permite reagruparse para forman cartílagos y tejido muscular por separado, no obstante, no son aptas para la creación de órganos internos nuevos.

Aún así, esta capacidad de las salamandras ha despertado el interés de numerosos científicos alrededor del mundo, que ya han llevado investigaciones acerca de la misma, con la esperanza de poder aplicar sus propiedades a la salud de los seres humanos, puesto que además se ha observado que el crecimiento de extremidades nuevas no genera cicatriz alguna en sus pequeños cuerpos.