30/4/15

Deja un comentario

Wilson Greatbatch y el marcapasos, un error que salvó incontables vidas.


Los médicos son los principales encargados de salvar la vida desde los albores de la humanidad en los que ya se utilizaban remedios naturales para preservar la vida humana. Pero en este caso, el responsable de salvar incontables vidas durante los últimos 50 años no pertenece a este gremio, sino que fue un ingeniero nacido en Nueva York.

Wilson Greatbatch, marcapasos, inventos, historia, anecdotas

Wilson Greatbatch, dirigía su carrera como ingeniero hacia la electricidad, pero por cosas del destino, acabó revolucionando la cardiología hasta el punto de que su invento, fue considerado en 1983 como uno de los hallazgos del siglo.

Greatbatch, tal y como contó el mismo, tenía como objetivo, trabajar en un modo de conseguir registrar los latidos del corazón humano. Mientras desarrollaba esta idea, el destino entró en juego, y una mala selección en los componentes de su proyecto, provocó que en vez de obtener un medidor, Greatbatch se encontrase con un emisor rítmico de impulsos eléctricos que Greatbatch rápidamente identificó con el que producía un corazón humano.

En ese momento, y gracias a charlas con antiguos colegas que le habían explicado que el corazón funcionaba como un pequeño motor que tenía como combustible los impulsos eléctricos, Wilson Greatbatch dedicó todos sus esfuerzos en transformar su pequeña creación en el primer marcapasos de la historia.

Wilson Greatbatch, marcapasos, inventos, historia, anecdotas

Este fue el primer gran obstáculo que consiguió superar. El segundo, fue superar el inconveniente que limitaba el potencial de la idea, la autonomía, que debía de ser lo suficiente como para ir más allá de lo que se suponía que iban a necesitar los pacientes, algo difícil para la época, en la que las pilas duraban poco más de dos años.

En 1972 dio con la solución, que es la que aún hoy en día se utiliza. Las baterías de yodo y litio de larga duración que evitaban la realización de nuevas operaciones para sustituir las fuentes de alimentación de los marcapasos.

Wilson Greatbatch falleció en 2011 sabiendo que nunca antes, un pequeño error en el laboratorio de un ingeniero, supondría tantas vidas salvadas.


Sigue leyendo una nueva curiosidad en AdelantandoelMundo.com: ¿Cúal es el origen de las señales de humo?

Ayudanos compartiendo los post en las redes sociales